HISTORIA

París Trimiño, cuenta con la experiencia de más de cuatro generaciones  en el cultivo del viñedo y elaboración de vinos.

Ya, nuestro bisabuelo Sergio Valenciano, cultivaba la vid y elaboraba su propio vino y tenía su propia alcoholera. Los siguientes descendientes han seguido esta tradición.

Desde entonces conservamos el viejo lagar y las antiguas bodegas con sus cubas de roble.

París Trimiño, en el año 2001 construye la nueva bodega en la localidad de Roa de Duero.

Generación tras generación, nos han ido enseñando  la pasión y el respeto por el viñedo a las nuevas generaciones, transmitiéndonos toda su experiencia en el cultivo de la vid.

Gracias a las características de nuestro suelo Franco-Arcilloso-Cascajoso y al clima de  nuestra tierra, conseguimos que nuestros vinos sigan mejorando día a día.